tarta de calabaza podrida derretida

Utiliza las flechas para cambiar de imagen; haz click en las imágenes para verlas a pantalla completa.

Ingredientes para la tarta de calabaza:

Base: bizcocho Victoria:

  • 4 huevos.
  • 200g azúcar.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharadita de extracto/esencia de vainilla.
  • 200g harina.
  • 200g mantequilla derretida/aceite de girasol.

Relleno: Buttercream:

  • 250g mantequilla.
  • 500g azúcar glass.
  • colorante alimenticio de color morado.

Parte de arriba: Ganache:

  • 600g de chocolate blanco.
  • 200g de nata.

La harina que hemos usado para nuestro bizcocho es harina sin gluten de la marca Juvela, así que nuestra calabaza es 100% libre de gluten

Cómo hacer la base de tu calabaza: el bizocho Victoria.

La base para esta tarta es un bizcocho Victoria. Puedes hacer tu favorito o seguir nuestra receta:

Precalienta el horno a 350F/180C/Gas Marca 4/160C(horno con ventilador). Engrasa una bandeja de horno o cúbrela con papel de horno o aluminio. Nosotras hemos usado una bandeja Wilton con forma de calabaza.

Bate los huevos y el azúcar hasta que estén muy claros y espumosos. Añade la esencia de vainilla y la levadura y bate de nuevo hasta que esté mezclado. Añade la harina y bate de nuevo. Por último añade el aceite o la mantequilla y bate hasta que la masa esté homogénea. Pon la mezcla en la fuente y hornea durante 40-45 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.

Nosotras hemos hecho dos bizcochos para construír nuestra calabaza.

Molde en forma de calabaza de Wilton

Decoraciones para la tarta.

Días antes de hacer nuestra tarta nos pasamos algún tiempo haciendo divertidas pero terroríficas, y en algunos casos un poco asquerosillas, decoraciones de azúcar y mazapán. Hacer decoraciones de azúcar con glasa es muy sencillo y relajante y así puedes hacer exactamente lo que tú quieras. Una vez tengas algunas plantillas y la glasa hecha es solo dibujar y esperar a que se sequen.

Las decoraciones de azúcar que nosotras hemos elegido fueron telas de araña y gusanos y las de mazapán fueron murciélagos, arañas y calabazas. Si vas a hacer las decoraciones de azúcar tú mismo ten en cuenta que siempre es mejor hacer más de las que necesitas; las decoraciones de azúcar son frágiles y se pueden romper con facilidad, no sólo al despegarlas del papel sino al colocarlas en la tarta, y si eso pasa agradecerás tener de repuesto. El mazapán ya no es igual, puedes hacer sólo las decoraciones que necesites, puesto que no se romperán para nada. Si no quieres hacer las decoraciones puedes comprarlas y elegir las que más te gusten.

Calabaza de mazapán

Relleno de la tarta: buttercream.

Para rellenar la tarta hemos utilizado buttercream.

Bate la mantequilla hasta que esté blanda y añade el azúcar glass poco a poco, 1 ó 2 cucharadas de cada vez, hasta que todo esté bien incorporado. Añade el colorante al final hasta que el color de la mezcla sea el que quieres. Nosotras hemos elegido el violeta, para que contraste con el naranja de la parte de arriba de la tarta.

Parte de arriba de la tarta: ganaché.

Para la parte de arriba de la tarta hemos usado ganaché de chocolate blanco:

Trocea el chocolate en porciones pequeñas. Vierte la nata en un bol que sea apto para microondas. Caliéntala hasta que casi hierva; echa el chocolate en la nata caliente y remueve dejando que el calor de la nata vaya derritiendo el chocolate. Puedes tardar unos minutos, pero la mayor parte del chocolate se debería derretir completamente. Si necesitas, vuelve a poner el bol en el microondas durante unos 30 segundos y vuelve a remover. Una vez el chocolate y la nata están totalmente mezclados añade el colorante alimenticio y remueve hasta que el color sea homogéneo. Nosotras hemos utilizado un naranja calabaza chillón.

Para dibujar la cara de la calabaza hemos utilizado royal icing.

Cómo montar la tarta.

Una vez que los bizcochos están listos ponemos el que hayamos elegido para la base en una bandeja. Echamos un poco de sirope para que esté más jugoso y untamos uniformemente la buttercream hasta cubrir toda la parte de arriba. Una vez hayamos untado la buttercream ponemos la tarta unos 30 minutos en la nevera. Después, ponemos el otro bizcocho encima, echamos otro poco de sirope y cubrimos todo el lateral con más buttercream. Una buena idea es echarle unas gotas de colorante al sirope, así cuando la tarta se corte el interior será de colores y mucho más llamativo. Nosotras elegimos los colores naranja y verde para el sirope, así contrastan con el color morado de la buttercream.

No cubras la parte de arriba de la tarta, para eso vamos a utilizar el ganaché. Cuando el ganaché esté listo y todavía caliente échalo por encima de la tarta asegurándote de cubrir toda la parte de arriba, échalo también cerca de los bordes para que gotee por los laterales, lo que nos dará ese efecto de calabaza derretida.

Deja que el ganaché se enfríe y endurezca a temperatura ambiente durante un par de horas y después dibuja la cara de la calabaza con royal icing. Después coloca todas las decoraciones. Nosotras colocamos las telas de araña pegadas a los laterales y delante de éstas, apoyadas en la bandeja, las arañas, murciélagos y calabazas de mazapán. Por último hemos cubierto la calabaza de gusanos, dándole una apariencia un tanto putrefacta, ¡ñam!

¡Ya puedes disfrutar de tu horripilante tarta de calabaza podrida derretida!